Mini Historias |

Mini Historias

Enero 15, 2017

Mi mamá invitada de Hoy nos cuenta,

Yo tenía 22 años acababa de llegar hace un par de meses a Estados Unidos y estaba viviendo una etapa de mi vida muy buena junto a mi novio, una vez para su cumpleaños nos fuimos a celebrarlo a un resort en San Juan Puerto Rico, salimos a bailar, tomamos licor, fuimos a la playa, entre otras cosas más; cuando llegamos a la casa y volvimos a la normalidad a desempacar y todo, me doy cuenta que no me había llegado mi periodo(upss); me hago una prueba y oh sorpresa, estaba embarazada!!!! no lo podía creer porque estaba tomando pastillas para planificar(Y también había estado tomando licor en la playa, cosa que hice sin tener conocimiento de mi estado :/) pero bueno así lo quiso Dios, todo tiene su tiempo y este era el de nosotros.

Mi novio había pensado proponerme matrimonio en su cumpleaños pero lo aplazó para un día diferente, pues el quería que fuera más especial y no que fuera recordado por ser su cumple solamente, luego que supo del embarazo, estaba asustado y no sabía cómo pedirme que me casara con él Jajaja, pues él no quería que yo pensara que era porque estaba embarazada!!  Dos semanas de saber mi estado, lo hizo y pues hasta me enseñó el recibo del anillo para que me diera cuenta que lo había comprado antes de su cumpleaños y de saber que estábamos esperando un bebé; imagínense! yo lo amaba, el a mí, venía nuestro bebé! obvio acepté casarme con él, en un par de meses nació Sebastián, todo pasó en tan poco tiempo que estaba un poco abrumada, tuve depresión post-parto, los primeros meses fueron muy difíciles por falta de sueño,pero gracias a Dios tenía la ayuda de mi mamá y de mi esposo y  así poco a poco, todo fue más fácil.

Ya casi son dos años de su nacimiento y jamás me he arrepentido de tenerlo porque con mi bebé he madurado en muchos aspectos, me siento completamente feliz y eso es lo más importante, me gozo la maternidad de una manera que no se imaginan, todos los días aprendemos mucho de sebastián y de sus ocurrencias, de su manera de ver la vida tan diferente a como la vemos nosotros los adultos!

Los niños tienen tanto por enseñarnos, soy una mamá orgullosa de mi labor, les comparto mi historia y el aprendizaje continúa…

Un abrazo, La mamá de Sebastían