Anécdotas | Soy Mujer

Sus Primeros Puntos

Marzo 14, 2017

No hay dolor más grande que ver sufrir a un hijo, Sentir la impotencia de verlo llorar o sangrar, eso lo sé porque ya lo he pasado 2 veces con una de mis hijas ( En términos graves) situaciones en las que he pensado que me voy a morir de tristeza,, no estoy exagerando, realmente es algo horrible; realmente es algo horrible; Lucy ha estado dos veces en accidentes que me han puesto al borde de la locura, y no crean que lo cuento con orgullo, ya hubiera querido yo estar en su lugar y ahorrarle tanto dolor, easas ocasiones me he sentido morir.

La primera vez tenía 2 meses, se nos cayó del coche, el porquería ese se dañó y se le soltó una cintilla o cinturón de candado y cuando la fuimos a bajar del carro siguió de largo desde casi un metro y medio de altura,pues mi esposo la tenía, quedó inconsciente, fue horrible!!!eran como las 10 cuando pasó, en medio de la noche nosotros llorando esperando a que reaccionara, llamamos al pediatra y a los médicos y nos dijo que esperáramos y que la despertáramos pero que no la dejáramos dormir de nuevo que era algo preocupante, fue terrible, al final todo salió bien y luego le hicieron revisión pero todo pasó;  creo que sentir que no podía hacer nada era algo tenaz, verla allí inmóvil no tiene nombre.

La segunda vez pasó hace dos años creo; decidimos salir por bogotá a una ludoteca donde se puede jugar con niños pequeño,estábamos de visita en el País y queríamos que leyera libros, en ese lugar pueden armar cositas didácticas y estar con los papás y compartir; estábamos felices porque íbamos en familia; para pasar a la ludoteca tuvimos que parquear en frente y pasar la calle, antes de eso hay uno de esos parquecitos que tienen rodadero y columpios,  donde lucy montó un momento en los columpios y ya nos ibamos a ir ( Yo no sé porque las cosas pasan así, fue algo rarísimo, nosotros nunca dejamos a nuestra hija sola, no le soltamos la mano cuando estamos por fuera,ni la dejamos con nadie que no seamos ni papá ni mamá, con eso les digo todo…) pero ese día preciso mi coche ( Que era el mismo de la primera caída; lo sé debí botarlo) se trabó, no quería andar y ahí tenía a mi Juanis que tenía solo meses de nacida, entonces mi esposo,utilizó sus dos manos para ayudarme ( estábamos justo detrás del deslizador) y por un segundo, (en serio conté que 10 segundos)  nuestra hija lucy se alcanzó a subir por la escalera y de una barra a la otra eran demasiado anchas, era obvio que no estaba hecho para niños pequeños ese parque; la cosa fue que se intentó subir y cuando escuchamos fue el golpe, se cayó de cara y se abrió abajo de la boca, y quedó con las piernas enredadas en la escalera; por un momento pensé que se había partido las piernas, gracias a Dios no, pero había mucha sangre, para colmo llevaba aquella chaqueta blanca que ven en las fotos… corrimos a subirnos al carro a buscar una clínica pues tenía todo abierto la parte del mentón; llegamos y no les miento,como a 3 clínicas donde no la quisieron atender porque no había pediatras de turno ah????? me parecía terrible quería gritar y llorar y mi hija sangrando, ni siquiera les importaba eso ( la ayuda de la salud en colombia muchas veces es un asco, triste eso) En fin llamaos a nuestra familia y los contactos tristemente sirven más, conseguimos un cirujano pediatra y nos recibió en minutos, nos atendió y le cogieron 4 puntos en cirugía; fue algo feo, sin embargo ella fue muy fuerte! me impactaba!!! pero de todos modos ver sufrir a tu hija, nooooo; no sé si fue una lección para mí pues yo le cuidaba mucho la carita para que no le quedara nada, pero le quedó una cicatriz, me da tristeza cada vez que la veo, pero bueno así son las cosas, lo que más intriga e ira me da, es que nunca la dejamos sola y ese día por un descuido segundal se cayó, nadie tuvo la culpa pero bueno, aprendimos y ahora estamos mucho más alerta.

Todo pasó y estuvo en recuperación, acá alcanzamos a tomar algunas fotos de momentos previos, pues estábamos felices antes del accidente, pero bueno Dios es bueno y todo va bien, esperamos que la cicatriz se le vaya o le haremos cirugía de mas grande….Veremos…

Siempre es bueno estar alerta, aunque la verdad no tenemos el control de nada, más que lo que Dios nos deja tener..De todos modos precaución…

Vivamos en el Amor, las abrazo

Una Mamá de Tres.